EEUU y la subversión contra Cuba a través de Internet

La Habana-. El gobierno de Estados Unidos intentó desde 2007 crear puntos ilegales de accesos a Internet en Cuba para subvertir el orden en la isla, divulgó hoy la prensa local.

De acuerdo con el diario nacional Granma, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) envió agentes y contratistas al país caribeño para investigar las redes ilícitas de conexión a la televisión satelital y proponer la forma de convertirlas en redes de acceso a Internet.

‘Como parte del programa ordenaron poner en operación diez equipos BGAN (Broadband Global Area Network) en territorio cubano, lo que según sus cálculos permitiría reducir los gastos para otras actividades’, refiere el texto.

Según el artículo, los agentes debían enviar diariamente de forma segura informes sobre las capacidades de detectar este tipo de conexión por parte de los ministerios de Comunicación y del Interior.

‘También requerían información sobre movimientos de tropas de las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias) en determinadas regiones del país y caracterización de dirigentes y cuadros de la Revolución’, señala Granma.

El diario enfatiza que la CIA decidió garantizar el acceso a la red de redes para desarrollar con éxito campañas mediáticas contra Cuba y afianzar el control, mediante el dominio tecnológico y de los contenidos, los estudios de Big Data, entre otros.

Además, el gobierno norteño creó un programa de encuestas como ‘herramienta de planificación estratégica que puede hacer énfasis en la atención que los dirigentes de la Isla ofrecen a temas realmente importantes para la población’.

Granma refiere que esta investigación de la opinión pública, realizada por el Instituto Republicano Internacional, constituye una importante fuente de información para el Grupo Operativo de Internet para la subversión en Cuba, creado por el gobierno estadounidense.

Diferentes especialistas y exagentes de la Seguridad del Estado cubano demostraron que Washington utiliza las tecnologías y el reclutamiento de jóvenes para lograr una desestabilización social que conlleve a un eventual cambio en el sistema político en el país antillano.

Estados Unidos informó gastos por más de 261 millones de dólares en proyectos de subversión contra Cuba desde 1990 hasta este año.

En este sentido, Cuba Money Project asegura que más de 124 millones de dólares se destinaron al propósito descrito como ‘participación democrática y sociedad civil’, alrededor de 38 millones para ‘el tema de derechos humanos’ y 25 millones dedicados a ‘medios y libre flujo de información’.

mem/idm

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*