Celia Sánchez Manduley, la primera mujer que integró el Ejército Rebelde

El 16 febrero de 1957 la incansable mujer con apariencia débil tuvo su primer encuentro con fuerzas del Ejército Rebelde cuando condujo hasta la finca de Epifanio Díaz, en las estribaciones de la Sierra Maestra al periodista norteamericano que entrevistó al Comandante Fidel Castro Ruz, el reportero del New York Times Hebert Matthews.

La medialunera se movía de un lugar otro cumpliendo riesgosas misiones teniendo que en Manzanillo cambiar de lugar de manera constante para evadir la persecución de que era objeto lo que la convirtió en una excepcional burladora de la vigilancia y persecución de los aparatos represivos de la dictadura.

De este modo apenas transcurrido dos meses de la primera visita que hiciera a la Sierra es cuando Celia Sánchez y Haydeé Santamaría regresan de nuevo a encontrarse con el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde. Tienen la misión de acompañar al periodista estadounidense Robert (Bob) Taber y al camarógrafo Wendell Hoffmann quienes pretenden entrevistar a Fidel Castro y filmar un documental para la televisión norteamericana.

Según se conoce, la noche del 20 de abril de 1957, guiados por Lalo Sardiñas, este grupo parte de Manzanillo rumbo a las montañas acompañado también por Marcelo Fernández, miembro de la dirección del Movimiento 26 de Julio.

En agotadoras marchas logran llegar el día 23 hasta donde se encuentra Camilo Cienfuegos quien está dispuesto a conducirlos hasta donde se encuentra el campamento donde se encuentra Fidel. Por supuesto, la alegría es indescriptible.

Cera las cinco de la tarde, el Comandante en Jefe los recibe en el Estado Mayor de la guerrilla y se producen efusivos abrazos, Fidel conversa toda lo noche con ellos y Marcelo Fernández, conocedor del idioma inglés sirve de traductor de los norteamericanos.

Como lo hiciera la primera vez, cuando se encontró con Fidel, Celia le reitera su deseo de incorporarse a las filas del Ejército Rebelde. Ella y Haydeé estaban decididas a formar parte del destacamento guerrillero. No hubo una respuesta inmediata, pero ambas fueron incorporadas a la Escuadra de la Comandancia junto a Fidel, el Che, Ciro Redondo, Manuel Fajardo, Luis Crespo y Universo Sánchez.

Las duras condiciones de la vida en campaña no pudieron impedir que la frágil mujer de férrea voluntad fuera la primer mujer que integrara las filas del Ejército Rebelde, hecho que recordamos a los 64 años de acaecido

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*