Prevén protestas violentas en EEUU tras juicio a Derek Chauvin

WASHINGTON, (Prensa Latina) La Casa Blanca y funcionarios del estado norteamericano de Minnesota coordinan hoy planes contra posibles protestas violentas, tras el anuncio en los próximos días del veredicto del juicio por el asesinato de George Floyd.

Autoridades federales y de la ciudad de Minneapolis, donde tiene lugar el proceso, adoptan medidas preventivas para enfrentar la situación que se presente, a partir de esta semana, después que el jurado declare culpable o no a Derek Chauvin, el exoficial de policía acusado de asesinar a Floyd en mayo de 2020.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo la víspera que la administración se mantiene en contacto con autoridades sobre el terreno y que el presidente Joe Biden y otros funcionarios continuarán instando a los manifestantes a permanecer en paz.

‘Continuaremos alentando la protesta pacífica, pero no vamos a adelantarnos al veredicto en el juicio’, agregó, tras señalar que Biden abordará el caso una vez concluido.

El gobernador de Minnesota, el demócrata Tim Walz, ordenó que cientos de soldados de la Guardia Nacional y unidades especiales se concentren en Minneapolis antes del veredicto, incluyendo efectivos que enviarán otros estados, como Ohio y Nebraska.

La ventaja aquí es que esta vez sí tenemos tiempo de preparación y es mi responsabilidad asegurarme de que no haya sorpresas, dijo Walz a la cadena CBS

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, declaró al diario The Hill en un comunicado que su oficina está en contacto con la administración de Biden y que los funcionarios ‘aprecian el apoyo del presidente Biden y su personal mientras Minneapolis enfrenta un capítulo desafiante en nuestra historia’.

Floyd murió el año pasado después de que Chauvin se arrodillara sobre su cuello durante más de nueve minutos, una escena grabada en video que desencadenó protestas en todo el país contra la brutalidad policial y la injusticia racial.

El juicio a Chauvin tuvo un alto perfil mediático desde su comienzo hace tres semanas, pero su relevancia creció tras otro caso de violencia policial cuando una agente en Brooklyn Center, Minnesota, disparó y mató al joven afroamericano de 20 años Daunte Wright, la semana pasada.

Los abogados de la defensa y la fiscalía presentaron la víspera sus alegatos finales en el juicio contra Chauvin, tras lo cual el jurado se aisló para comenzar a deliberar sobre si fue un asesinato la forma en que el expolicía se arrodilló sobre el cuello de Floyd y le provocó la muerte.

Chauvin enfrenta tres cargos criminales por homicidio en diferentes grados, y si lo declaran culpable, podría recibir hasta 40 años de prisión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*