Un documento programático que traza el rumbo del país (+ audio)

Este sábado, en las comisiones, los delegados al 8vo. Congreso del Partido realizaron el análisis del Informe Central presentado por el General de Ejército en la jornada de apertura.

«Valiente, crítico, orientador». Así catalogó el miembro del Buró Político, Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, el Informe al 8vo. Congreso, presentado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz.

A su juicio, el texto, de manera clara y objetiva, le reitera al Partido que el desempeño de la economía continuará formando parte de una de sus misiones fundamentales, cuya gestión debe conducirnos a un cambio en la forma de actuar y de pensar, en la búsqueda de reservas de eficiencia y en la responsabilidad de los trabajadores para encontrar esas nuevas maneras de generar riquezas, con el esfuerzo de todos.

Nuestra militancia, añadió, tiene que salir a un toque de campana para lograr que ese sistema empresarial, como afirma el Informe, se estremezca.

Es cierto, dijo, que el pueblo reclama más eficiencia de la economía cubana; por tanto, pese a las limitaciones objetivas, urge resolver las subjetivas.

El Informe dio en la diana de los problemas que tenemos, por lo que su análisis en todas las estructuras de base resulta imprescindible, aseguró la miembro del Buró Político, Inés María Chapman, vice primera ministra.

A los militantes, consideró, les toca cumplir con sus responsabilidades en cada uno de sus puestos y, al mismo tiempo, ser militantes en la comunidad, en el barrio y, desde todos los ámbitos, llevar adelante la defensa del socialismo.

Por su parte, el miembro del Comité Central y delegado holguinero, Rafael Santiesteban Pozo, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, destacó, en las palabras del General de Ejército, el llamado a seguir fomentando un grupo de acciones para producir más con los recursos de los cuales disponemos.

Para lograrlo, aseguró, es preciso potenciar el buen hacer, los aportes concretos, con rigor y mediante la introducción de la ciencia y la técnica.

En lo relacionado con la diversificación de la producción, a tono con los planteamientos del Informe, resulta necesario aprovechar el fondo de tierra disponible, y que lo que se produzca se acerque a lo que demanda el pueblo, acotó.

Transmitió el agradecimiento del sector por las medidas aprobadas recientemente, las cuales implican más compromiso y ganas de seguir transformando, de seguir haciendo.

El Informe, afirmó el delegado camagüeyano Ariel Santana, «nos sirve para el futuro, de la mano del pensamiento de Fidel, y de la disciplina permanente y la exigencia de Raúl».

Pero no todo se puede dejar a los documentos, comentó, porque si no logramos buscar alternativas y soluciones ajustadas a cada lugar, si no fortalecemos el vínculo y el trabajo con las masas, no podemos hablar de triunfo.

De igual modo, el integrante del Comité Central, Jorge Luis Tapia Fonseca, vice primer ministro, enfatizó en que el documento nos llena de compromiso, y sus análisis dejan claro dónde están los problemas y dónde no nos podemos equivocar. Nos deja trazado el camino hacia el futuro.

En sus palabras, el General de Ejército convoca al trabajo político-ideológico, creativo, oportuno y, al mismo tiempo, transmite confianza en que podemos seguir adelante, en estrecho intercambio con el pueblo, sobre la base del ejemplo, la sistematicidad y los resultados, por los cuales, sin duda, nos mide la población, resaltó.

De ese vínculo, acotó, emanaron las medidas aprobadas para incrementar la producción de alimentos, cuya implementación exige un esfuerzo extraordinario, un control riguroso y que todos los productores las conozcan. «El llamado es al combate», sentenció.

Entre todas las ideas medulares expuestas en el Informe, el miembro del Comité Central, Alejandro Gil, vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, subrayó el abordaje profundo de la necesidad de generar un cambio real en la eficiencia del sistema empresarial estatal.

Podemos ampliar el trabajo por cuenta propia, ampliar las cooperativas no agropecuarias, aprobar las micro, pequeñas y medianas empresas; pero la empresa estatal es el sujeto fundamental, aseveró.

En ese empeño, mencionó, se han dado pasos con la Estrategia económico-social, la Tarea Ordenamiento, la implementación de los Lineamientos y, de ese modo, seguimos avanzando en la economía.

El Ministro de Economía y Planificación también destacó otro planteamiento estratégico del General de Ejército: «Tenemos que acostumbrarnos a vivir con lo que tenemos y no pretender gastar más de lo que seamos capaces de generar en ingresos, y no siempre actuamos así».

Por ello, dijo, debe primar el concepto de generar más recursos, con la participación activa de todos los actores económicos, en especial de la empresa estatal, para no renunciar a la senda del crecimiento en el próximo quinquenio.

En representación de la militancia holguinera, el delegado Ernesto Santiesteban reconoció la transparencia con la que se aborda un grupo de temas cardinales para la sociedad, los cuales deberemos convertir en directrices de trabajo, en primer lugar, del Partido, pero, además, de todas las estructuras del Gobierno.

Si algo debe distinguirnos, en consonancia con los pronunciamientos del Informe, al decir del delegado, es el vínculo con las masas. Si la máxima dirección del país nos muestra, con su ejemplo, esa relación con el pueblo, los organismos intermedios deben hacerlo también.

Estamos ante un documento programático que traza el rumbo y la actitud que los cuadros debemos asumir, sentenció el miembro del Comité Central, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la capital.

El Informe pone a esta generación en el pasado, en el presente y en el futuro, y la convoca a ser firmes y consecuentes con la historia y con el pueblo, con Fidel y con Raúl.

La miembro del Comité Central del Partido, Gladys Bejerano Portela, contralora general de la República, destacó el privilegio de haber sido conducidos, por más de 60 años, por Fidel y Raúl, quienes nos enseñaron a convertir los reveses en victorias y a confiar en la capacidad del ser humano.

La ejemplaridad, la disciplina y el respeto a la legalidad constituyen premisas insoslayables para la militancia, concluyó.

ESTE ES UN DOCUMENTO HISTÓRICO

La comisión encabezada por el Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, encargada de debatir temas sobre el funcionamiento y trabajo ideológico del Partido, también realizó el análisis del Informe Central.

Como parte del debate, Alexander Valdés Valdés, miembro del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido en Artemisa, expresó que un asunto puntual es el tema del trabajo por cuenta propia, uno de los sectores que el enemigo está intentando penetrar, y en esa labor ideológica que se realiza desde el Partido debe ser atendido de una forma diferente.

No todos los municipios logran formar núcleos del Partido y comités de base de la ujc en este sector de la economía que, dentro de muy poco tiempo, va a ocupar a no pocos trabajadores de diferentes ramas, ratificó Valdés.

Asimismo, señaló la importancia de las escuelas municipales del Partido en el trabajo con los propios cuadros, para lograr que, desde las estructuras, no exista una intromisión en los asuntos internos de la administración.

«También está la ideología, cómo lograr que esa organización de base realice una reunión ordinaria que tenga sentido, y una reunión de estudio Partido-ujc, que trabaje en la formación ideológica de nuestros cuadros», destacó el delegado.

Igualmente, se refirió a la importancia de trabajar en el tema de las redes sociales, de mantenernos actualizados también a través de los canales oficiales, y de continuar el proceso desde la ejemplaridad de la generación histórica de la Revolución.

Alberto López Díaz, delegado por Villa Clara, destacó que el contenido del Informe, de manera clara y objetiva, da un recorrido por lo hecho en estos cinco años de trabajo, desde el 7mo. Congreso hasta el día de hoy.

Refirió que abarca, con una aguda visión de objetividad y crítica, todos los temas estratégicos de la nación cubana y las deficiencias que han presentado en este tiempo.

Resaltó que no solo por ser el Informe del 8vo. Congreso, sino por su contenido, es un documento histórico que debemos estudiar para reflexionar y ver un periodo de la Revolución Cubana en un complejo escenario.

Explicó que reafirma convicción y continuidad histórica, y que abarca la vida de un país en cinco años de grandiosos esfuerzos y sacrificios de su pueblo. «Es un informe en el que está presente, desde su primer párrafo hasta su última palabra, nuestro Comandante en Jefe», agregó.

«También está presente el principal protagonista de estos tiempos, y de toda la historia cubana: el pueblo», concluyó.

Por su parte, Alfonso Noya Martínez, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión, invitado al Congreso, expresó que a la hora de interpretar los contenidos que están en el Informe, no debemos reducirlo solo al trabajo de la comunicación mediática en materia de prensa, visto solo desde la información. Para poder reflejar la integralidad de un país, no se puede ver solo en lo informativo, debe ser desde la integralidad, desde su reflejo en los dramatizados, en la música, en cualquiera de las dimensiones que tienen que trabajar los medios.

Destacó la importancia de informar esa realidad por todas las vías, para conectar más con el pueblo, para rescatar las audiencias y ganar públicos nuevos que consuman nuestros medios de comunicación.

Reducir la crítica al trabajo de los medios sería insuficiente para las soluciones que debemos buscar si queremos reflejar en los medios a ese pueblo, a ese cubano que construye el país todos los días, con su historia, con su presente y con su futuro, culminó el delegado.

Yailin Orta Rivera, delegada por La Habana y directora del periódico Granma, destacó la importancia histórica del Informe Central, al que calificó como texto capital, de obligatorio estudio, por ser un discurso dirigido al pueblo de Cuba y al mundo.

Observó que las palabras del General de Ejército poseen una síntesis trascendental de lo vivido y decisiones que también impactarán en la vida de las siguientes generaciones de cubanos.

La crítica realizada por Raúl a los medios de comunicación va a la raíz, con el ánimo de que mejoremos y de que repensemos nuestra entrega cada día a tenor del desafío intelectual que tenemos con la formación de una conciencia socialista, precisó la delegada.

No creo que otro medio de prensa como Granma, aseveró, haya estado sometido a una demonización mayor, con unos linchamientos constantes hacia sus profesionales, perseguidos en las redes sociales. «Lo hacen porque, atacando al periódico Granma, están atacando al Partido, y atacando al Partido atacan también a la Revolución cubana, y a la fuerza unitaria de nuestra nación», ratificó Orta Rivera.

En nuestros medios, dijo, la información no es una mercancía, el mensaje no se subordina a ningún poder extranjero ni a nadie a quien querramos hacerle un guiño o una simpatía, sino al pueblo de Cuba. Cada línea tiene solo ese compromiso: con la verdad, con el pueblo y con su Revolución.

En medio de esa realidad histórica, en Granma uno aprende lo que significa honrar el compromiso con el periódico del Comandante en Jefe, de Raúl y de la dirección del Partido, comentó.

«Cada día tenemos que repensar el contenido de nuestros medios, que han sufrido un deterioro material que ha generado dilemas éticos, y que se han visto erosionados por realidades muy complejas, y en los cuales se han dado migraciones hacia los medios del enemigo.

«Existe, además, un reforzamiento de estereotipos que buscan atacar a los medios públicos cubanos con el fin de avergonzar a las personas, hasta el punto de que, para algunos jóvenes en las universidades, estar en Granma no les resulta atractivo, en vez de ser un gran premio por estar en un periódico que representa la historia humanista de la Revolución. Hay que continuar apostando por transformar esa sicología, precisó.

«El periódico Granma debe continuar acompañando al pueblo desde la vanguardia creativa y comprometida con la verdad. Lo que queda es un grandísimo camino, y debemos seguir haciendo más y mejor por el Partido, por la Revolución y por el pueblo de Cuba», concluyó la delegada.

ENTRE EL LEGADO HISTÓRICO Y EL COMPROMISO

El Informe Central al 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba establece un legado histórico, un compromiso, una convicción y una obligación para todos nosotros, para la Unión de Jóvenes Comunistas, para las organizaciones de masas, para la militancia y para los órganos del Poder Popular y del Estado, de incorporarlo profundamente en nuestra conducta personal, llevarlo a nuestras familias y aplicarlo en los colectivos.

Así lo consideró el miembro del Buró Político, Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores, y delegado a la magna cita, al valorar en la sesión de trabajo vespertina de la comisión dedicada a la Política de Cuadros, ese trascendental documento presentado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido.

Constituye, además, un «instrumento de trabajo y un arma de lucha fundamental para lograr que sea interpretado esencialmente».

Sobre el brutal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de Estados Unidos a Cuba, dijo que las ideas que se expresan en el texto ratifican que resulta vital alcanzar la compresión del impacto descomunal que su aplicación significa en las vidas de nuestras familias y de nuestro país.

Cerca de una docena de intervenciones se suscitaron entre los delegados que integran esta comisión, en la cual se coincidió en destacar la trascendencia y valía de cada una de las ideas expresadas por Raúl.

De «muy preciso y muy contundente» lo calificó Roberto López Hernández, delegado por la provincia de Villa Clara. Es un informe que «llama al estudio y a la reflexión; que alerta, indica, y traza la estrategia y el camino que debemos seguir. Es un documento que convoca, que compromete, que impulsa y nos llama al enfrentamiento resuelto de todas las dificultades y problemas que tenemos».

La situación actual del país es compleja y difícil, subrayó, y de eso no está ajeno el Informe, que también abarca la crítica de los problemas, de lo que no se ha hecho bien. «Eso da mucha confianza y credibilidad».

Son esencias que nos dejan lecciones de humildad y sencillez, cualidades que tenemos que tener todos los revolucionarios, comentó. Las palabras finales del Informe, aseguró, han llegado a la vida del cubano, porque cuando uno escucha hablar al General de Ejército, solo puede ver cuánto más me queda por hacer todavía.

Como un informe estremecedor, consideró el texto Osmanis Viñals García, primer secretario del Partido en el municipio de Holguín. Es un excelente resumen, dijo, de lo que ha pasado en nuestro país en los últimos cinco años; es un documento de denuncia, que traza el camino ante los muchos retos que tenemos, y deja muy clara, una vez más, la posición de la Isla ante el imperio. «Este documento no es letra muerta ni pasiva; nos da aliento para seguir haciendo y seguir venciendo».

Al hacer uso de la palabra durante la sesión de trabajo, el primer secretario del municipio de Guantánamo, Yucleidis Ramírez Ramírez, valoró que el Informe constituye en sí mismo una tesis de consulta para los colectivos laborales, pues en él se recogen todas las cuestiones que hemos estado viviendo, fundamentalmente en los últimos tiempos.

Entre los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, acotó el general de división Roberto Legrá Sotolongo, el documento deja un mensaje esencial: «Para un revolucionario y un militante del Partido, la lucha es siempre hasta la muerte».

La delegada Yanet Hernández Pérez, vicegobernadora de La Habana, destacó que el informe presentado por el Primer Secretario del Partido no solo demostró su capacidad como estratega militar, sino que nos ratificó que, aun en las peores circunstancias, no podemos olvidar a Fidel.

Constituye un documento de obligada consulta y estudio, no solo para los cuadros y militantes en diferentes escenarios, sino para todos de manera general, reflexionó.

Fue un análisis profundo, en el cual se coincidió en que el Informe traza pautas para seguir adelante, y compromete con el hacer cotidiano a los militantes y cuadros, porque la responsabilidad del Partido será siempre estar en el centro del enfrentamiento a los problemas.

En nombre de esta Comisión de trabajo, el miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Abelardo Álvarez Gil, jefe de su Departamento de Organización y Política de Cuadros, aseguró que ratificaría al Primer Secretario del Comité Central el respaldo total al Informe presentado, «por su contenido, por su posición crítica ante los problemas que nos afectan, y por la voluntad y esperanza de que esta Revolución continúe firme y duradera».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*