Estudiarán en Cuba secuelas neurológicas provocadas por la Covid-19

La Habana-.El Instituto de Neurología y Neurocirugía de Cuba iniciará en los próximos días un estudio sobre las manifestaciones neurológicas en convalecientes hoy de la Covid-19.

Según explicó el presidente del Consejo Científico de Neurofisiología Clínica, doctor Joel Gutiérrez, la investigación evaluará el porcentaje de los pacientes que padecieron esta enfermedad en los cuales aparecen afecciones de ese tipo, su intensidad y posible persistencia como secuelas.

Para ello, se realizará una pesquisa de las afectaciones a través de una encuesta que aparecerá en una aplicación móvil hecha por el departamento de Cibernética del Centro de Neurociencias del país (Cneuro).

El examen tendrá en un lenguaje comprensible por los pacientes a fin de precisar la existencia de alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso central y periférico como dolor de cabeza, pérdida del olfato, alteraciones visuales y del sistema nervioso autónomo, menos exploradas.

La indagación, que comenzará inicialmente por personas pertenecientes al municipio Plaza de la Revolución de La Habana, contará con la participación de unos 15 científicos entre neurólogos, psiquiatras y neuropsicólogos.

Gutiérrez precisó que los expertos visitarán el domicilio de los pacientes recuperados y la información compilada se colocará en una base de datos a nivel nacional.

Una vez identificadas las alteraciones neurológicas a los afectados se les aplicarán otras pruebas para caracterizar con mayor detalle la severidad y el curso evolutivo de esas variaciones, refirió el doctor.

Serán excluidos del estudio aquellos sujetos con manifestaciones neurológicas anteriores a la infección con el SARS-CoV-2, patógeno causante de la Covid-19.

Un análisis anterior, realizado por el Instituto de Neurología y Neurocirugía de Cuba con Cneuro, demostró que las modificaciones neurológicas más comúnmente asociadas al coronavirus son el dolor de cabeza, pérdida del gusto y el olfato.

A ellas se añaden la fatiga crónica (que en ocasiones puede impedir realizar las acciones de la vida diaria), las diarreas y las arritmias cardíacas, afirmó Gutiérrez.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*