Advierten en Chile sobre gravedad de segunda ola de Covid-19

Santiago de Chile-.Aunque las autoridades de Chile confían en que la vacunación masiva de la población contra la Covid-19 alivie la crisis sanitaria, especialistas alertan hoy que la situación en el país puede empeorar con la segunda ola.

Según expertos y estudios, la segunda ola, cuyos efectos ya se aprecian en los indicadores sobre la evolución de la pandemia, apunta a ser peor que la primera, lo que provocaría posiblemente la saturación de los hospitales, algo que se pudo sortear a duras penas en mayo y junio pasados, en pleno clímax de la enfermedad.

De esa situación alerta el estudio ‘Chile en Pandemia: Análisis para enfrentar una posible catástrofe en el otoño-invierno 2021’, realizado por el Subdepartamento de Investigación de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermeras y Enfermeros de Chile (Fenasenf).

La pesquisa analizó lo ocurrido en Europa en el segundo rebrote y lo cotejó con las políticas aplicadas por las autoridades chilenas hasta ahora para contener la pandemia, y concluyó que si no se cambia la estrategia podría ocurrir una catástrofe sanitaria ‘con 40 mil contagiados en unos meses más’.

El estudio señala que los países europeos presentaron un rebrote de la enfermedad luego de bajar al mínimo la tasa de contagios, pero en Chile nunca se ha logrado disminuir ese indicador a menos de mil 500 diarios, a lo cual se suma una letalidad comparativamente más alta, lo que deja al país en una situación muy vulnerable en esta segunda ola.

Al respecto José Luis Espinoza, presidente de la Fenasenf, señaló que a pesar de llevarse a cabo el proceso de vacunación en el país contra la Covid-19 –que comenzará mañana de forma masiva-, no se controlará la pandemia si no se toman medidas adecuadas.

Según la Fenasenf las autoridades mantienen una estrategia reactiva, con énfasis en la atención a los enfermos y no en la prevención de los contagios, a lo cual el gremio propone un control más exigente en las fronteras, mantener la tasa de testeo, reforzar el seguimiento a la trazabilidad y el aislamiento de los enfermos y sus contactos estrechos.

Asimismo llama a fortalecer la labor de los municipios en la identificación y seguimiento de los contactos estrechos y probables para aislarlos debidamente y llevar un control lo más férreo posible del movimiento de personas dentro de cada municipio.

Mauricio Canals, académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, explicó por su parte que el principal problema radica en la carga de infectados, que ha ido en aumento, con una gran cantidad de pacientes activos que implican mayor ocupación de camas de unidades de cuidados intensivos y una saturación del sistema de salud.

Según el último reporte oficial, Chile acumula 730 mil 888 infectados por el coronavirus SARS-CoV-2 y 18 mil 537 fallecidos desde la entrada de la pandemia de Covid-19 en marzo de 2020.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*