El apasionado mundo de las artes marciales

La premisa “Deporte es salud” encontrará aquí una renovada evidencia, cuando el próximo Primero de Enero, aniversario 62 del Triunfo de la Revolución cubana, abra sus puertas el Palacio de las Artes Marciales.

Será un hermoso regalo que recibirán los amantes de esas disciplinas en Manzanillo, en la provincia de Granma, cuando comience a funcionar el añejo inmueble con valores patrimoniales, ahora rejuvenecido para recibir a los practicantes de kárate Do, Aykido, kaysen Do ,Sanda, winchu, y deportes estratégicos como la lucha, el taekwondo, el judo y el propio kárate Do.

El licenciado Damián Serrano Montero, profesor principal, dijo que con él trabajarán otros cuatro especialistas, porque la expectativa es que la matrícula supere las 300 personas.

Ubicado en la avenida Primero de Mayo entre las calles Calixto García y Loynaz, y único de su tipo en esta oriental provincia, el Palacio de las Artes Marciales, incluirá otras prestaciones como la rehabilitación física, el masaje y la bailoterapia.

Elidersi Contreras Campo, metodóloga – inspectora de actividad deportiva expone que todos los especialistas del sector en Manzanillo son como “una gran familia.

“Aquí las mujeres hemos hecho de todo un poco: pintar, cargar escombros, barrer y limpiar.

Los trabajadores del deporte no “comemos” miedo y en particular las mujeres. Nos impulsan los ejemplos de Mariana Grajales, Celia Sánchez y Vilma Espín.

Esta es una obra que tendrá un amplio impacto social y comunitario; pero además será escenario para descubrir talentos y atender de manera más eficiente a nuestros atletas de alto rendimiento”, concluyó la metodóloga.

La instalación enaltecerá con su nombre a Raúl Rizo, primer cinturón negro de kárate en el país y considerado maestro de maestros de las Artes Marciales en Cuba.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*