Ordenamiento monetario en Cuba beneficiará a la inversión extranjera

La Habana-. El ordenamiento monetario en Cuba beneficiará la inversión extranjera presente en el país ya que eliminará las distorsiones en la economía, aseguró hoy el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca.

Al intervenir en el espacio Mesa Redonda, de la televisión nacional, el titular cubano explicó que la unificación monetaria y cambiara en vigor a partir del 1 de enero establecerá un entorno macro económico estable y trasparente, en el cual las exportaciones aportarán ingresos sobre la base de la tasa aprobada de 24 pesos cubanos por un dólar.

En las nuevas circunstancias, las importaciones se van a encarecer y la inversión extranjera se encadenará cada vez más con la economía y producción nacionales, precisó.

Los negocios conjuntos con la participación de capital foráneo es una prioridad para el país y está recogida en los principales documentos y resoluciones aprobados, que rigen hoy el desarrollo económico y el ordenamiento monetario con el menor impacto para las empresas que operan en Cuba con esta modalidad, subrayó Malmierca.

En el nuevo escenario los precios fijados generarán beneficios, pues el mayor peligro de la eliminación de la dualidad cambiaria y monetaria en es la inflación.

Sobre esa base se adoptan medidas a fin de evitar que no se conviertan en un problema para las entidades que operan en el país.

El titular de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, insistió en que estas empresas y negocios operaban en cuc o pesos convertibles, por lo que en cada caso se revisará el establecimiento de los precios.

No se trata de multiplicar automáticamente 24 x 1, con el fin de evitar el deterioro del rendimiento, la productividad y los márgenes de utilidades, añadió

Durante su intervención trasmitió confianza en que cada una de las empresas con inversión extranjera podrán continuar funcionando con normalidad a partir del 1 de enero, las cuales se preparan sobre la base de las particularidades de cada negocio.

Al referirse al pago de los servicios de la fuerza de trabajo que labora en esos enclaves, Malmierca señaló que todos los salarios serán en peso cubano, y especificó que el convertidor utilizado hasta la fecha que multiplicaba por dos lo que pagaba la parte extranjera ahora será por 24, por lo que serán más atractivos.

Para el socio foráneo el beneficio estará en que gastará menos divisas en el sueldo de los trabajadores, quienes tendrán mayores ingresos acordes con las funciones que desempeñen y sin descuento alguno.

También subrayó que todas las modalidades de inversión extranjera: asociación económica, empresas mixtas y la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) que tienen un marco fijado en dólar ya adecuan sus operaciones para aplicar la nueva tasa de cambio para que ninguno de sus indicadores sufran deterioros.

En particular en la ZEDM por su carácter estratégico mantendrá los incentivos para los socios extranjeros, habrá beneficios en términos de reducción de costos, y los salarios serán el resultado del acuerdo entre las partes sobre la base del vigente actualmente y la reforma salarial que se aplicará.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*