Presupuesto de Cuba para 2021 está adaptado al ordenamiento monetario

La Habana-. El presupuesto de Cuba para el 2021 está adaptado al proceso de ordenamiento monetario que entrará en vigor el próximo 1 de enero, informó hoy la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños.

Al intervenir este viernes en el programa Mesa Redonda de la televisión nacional, la titular explicó los beneficios de la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria para el presupuesto del Estado, aprobado la víspera en la Asamblea Nacional.

De acuerdo con la funcionaria, las transformaciones permitirán disminuir los financiamientos a las empresas y habrá también un descenso de los fondos destinados a los subsidios excesivos.

No obstante, prevén gastos de 374 mil 846 millones de pesos, de ellos el 28 por ciento será destinado al sector de la salud, el 24 por ciento a la educación y a la seguridad social irá el 14 por ciento.

En cuanto al ámbito empresarial la ministra apuntó que por el efecto de la devaluación del peso cubano, cuyo cambio será de 24 por un dólar, las entidades exportadoras saldrán beneficiadas y podrán cubrir la totalidad de sus costos.

Como consecuencia, el presupuesto estatal dejará de subsidiar la exportación, lo cual no es un gasto de naturaleza fiscal, acotó Bolaños, quien llamó a una mayor eficiencia en ese sector.

Añadió que en el 2021 el financiamiento a la actividad empresarial bajará del 30 por ciento al 17 por ciento, aunque habrá apoyo económico para los productores de bienes y servicios de alto impacto para la población, como los agricultores.

Dijo también que en el 2021 aquellas empresas que vendan sus bienes y servicios en el mercado internacional y logren captar divisas recibirán una disminución de la carga tributaria.

La jefa de la cartera reiteró que pese al aumento de precios -que estará respaldado por una reforma salarial y de pensiones- continuarán los subsidios a alimentos para niños, embarazadas y enfermos, así como determinados medicamentos, el transporte urbano y una parte de la tarifa eléctrica.

El Estado prevé una reserva de 20 mil 366 millones de pesos, de ellos 18 mil millones para apoyar al sector empresarial durante un año, mil 350 millones para gastos por desastres y otros no previstos, 716 millones para personas vulnerables y 300 millones para inversiones y transferencias de capital.

Todo eso está previsto pese a que Cuba cierra el 2020 con un déficit de 20 mil 733 millones de pesos, debido a la persecución financiera, la caída del turismo internacional, el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19 y el comienzo de la llamada Tarea Ordenamiento, señaló la directiva.

Para el venidero año el Ministerio de Finanzas y Precios calcula un déficit fiscal de 86 mil millones de pesos, pues los gastos incluidos en el reordenamiento serán mayores, aunque necesarios, aseveró Bolaños.

A partir del 2021 dejará de circular en Cuba el peso cubano convertible (CUC) y quedará el peso cubano (CUP) como única moneda para realizar operaciones en el territorio nacional bajo una tasa de cambio de 24 por un dólar.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*