Anuncia el Presidente de Cuba el inicio de la Tarea Ordenamiento: los precios abusivos no se permitirán

Con la presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central de Partido Comunista de Cuba, el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, informa al pueblo de Cuba el inicio de la aplicación de la Tarea Ordenamiento.

El Buró Político del Comité Central del Partido aprobó el comienzo de la unificación monetaria y cambiaria, cuyos procesos principales fueron precisados —dijo el Presidente— en los dos últimos Congresos del Partido.

En particular, en el VII Congreso del PCC, en la Conceptualización del modelo, el capítulo 1 establece las transformaciones en el ámbito monetario, cambiario, tributario, crediticios, de precios, de salarios y de más ingresos de los ciudadanos.

Por su parte, el Lineamiento número 40 plantea concluir el proceso de unificación monetaria y cambiaria, como un paso decisivo en el ordenamiento monetario del país.

En la Estrategia Económica y Social, desarrollada en este 2020, se ratifica al ordenamiento como un elemento transversal en toda la economía cubana.

Desde el mes de octubre se ha ofrecido información sobre la Tarea Ordenamiento en la Mesa Redonda, en la Asamblea Nacional y en los diferentes medios de prensa.

Se han concluido las normas jurídicas y el proceso de capacitación para llevar adelante esta acción, prevista en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Por todo esto, se considera que están creadas las condiciones para comenzar el inicio de la Tarea Ordenamiento a partir del 1ro de enero de 2021, lo que pondrá en mejores condiciones al país para garantizar a los ciudadanos una mayor igualdad de oportunidades, derechos y justicia social, lo cual será posible promovimiento el interés por el trabajo.

La tasa de cambio única será de 24 pesos cubanos por 1 dólar.

La Tarea Ordenamiento no constituye la solución mágica a todos los problemas de la economía, pero permitirá avanzar de manera más sólida, ante un contexto marcado por la crisis económica internacional, la COVID-19 y los efectos del bloqueo.

La tarea no está exenta de riesgos. Uno de los principales es que se produzca una inflación mayor que la diseñada, debido al déficit de ofertas. Los precios abusivos y especulativos no se permitirán. Se enfrentarán socialmente con medidas de contención y severas sanciones para los incumplidores.

Como siempre, seremos receptivos a los criterios de la población. Están creadas las condiciones que permiten asegurar que nadie quedará desamparado y que en Cuba socialista no se emplearán terapias de choque contra el pueblo.

El Ordenamiento monetario también crea las condiciones para que el sistema empresarial pueda reaccionar positivamente incrementando los beneficios para todos sus trabajadores y para la sociedad.

A partir de este momento, comienza un proceso de información al pueblo acerca de cada una de las medidas que comprende la Tarea Ordenamiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*