Un yate de victoria (audio)

Cae la noche y ellos esperan, ansiosos por rememorar una de las epopeyas más heróicas de la historia de su patria, no importan las condiciones, ni el temor de emprender entre la oscuridad el camino a la remembranza.

Solo una convicción los guía, amor por su Patria, esa que aún se siente en las frías aguas de Las Coloradas y que guarda la guía indiscutible de un Fidel Líder, de un Fidel compañero que no abandona a nadie, como los jóvenes hoy no abandonan su Revolución.

Bastó una llamada para saber qué experimentaron entonces Daisbel Ladrón de Guevara y Janio Salazar, no importa que no pudiera ver sus expresiones si su voz denotaban con claridad el orgullo que representaba haber sido protagonista de la reedición de un desembarco que marcó el camino a la victoria y que hoy da nombre a la tierra que los lleva como hijos, su natal Granma.

Quiso la historia que con el yate partiera el gigante, y de su travesía el recorrido que por toda Cuba emprendió, saludando un pueblo agradecido que hoy 2 de diciembre lo guarda y promete, luchar con lo que se tenga, pero rendirse, jamás.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*