Fidel Castro: ejemplo inspirador

Lo que más atrae de Cuba, a decir de sus defensores por el mundo, es la demostración de que es posible resistir al imperialismo. Una resistencia que es fruto de más de sesenta años de lucha heroica, de una política de independencia nacional, de realización coherente de objetivos patrióticos y de participación popular en la construcción de una sociedad de justicia y libertad.

Ella es fruto de la concientización, de la educación política y social, de la cultura y de la cohesión de un pueblo, del valor del tensón y de la coherencia ejemplares de sus dirigentes, de la confianza mutua entre gobernantes y gobernados, de la ética de la propia revolución desde sus primeros días. El principal y reconocido obrero de esta gesta es el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

La ejecutoria de su vida y su obra fue el ejemplo inspirador para sus compañeros, y luego para el pueblo cubano, para los hombres y mujeres de todo el mundo que tienen como ideal, el respeto a la dignidad plena del hombre. Fidel tuvo una comprensión y actuación consecuente en las más difíciles y complejas situaciones militares, económicas, políticas, sociales, culturales, religiosas y diplomáticas.

Guiado por un profundo humanismo su acción está inspirada en el mayor respeto y responsabilidad por los compañeros que han muerto por la Patria, por la Revolución, por el Socialismo, siempre presentes en su espíritu y en sus discursos.

El pensamiento de nuestro Comandante en Jefe en torno a la conciencia y el sentido de responsabilidad por los demás, nos recuerda que no hay tarea más urgente que crear una conciencia universal sobre vida y el derecho de todos a su disfrute pleno. Grito necesario que hay que llevar a la masa de miles de millones de hombres y mujeres por todo el mundo.

Para Cuba Fidel sigue siendo el principal inspirador de la lucha verdaderamente épica que este pequeño país, de limitados recursos, lleva a cabo por la independencia nacional, por la verdad y la vida; por la esperanza. Resistencia y lucha sigue siendo un digno homenaje a la fuerza de su obra de vida y ejemplo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*