Europa, un cambio de estrategia ante nueva ola de Covid-19

La Habana -. Europa recibió el otoño en medio de un preocupante repunte de casos de Covid-19 en la mayoría de sus países, aunque gobiernos y autoridades no parecen favorables a aplicar esta vez medidas drásticas como el confinamiento obligatorio.

Durante la primera oleada del coronavirus SARS-CoV-2 en los meses de marzo y abril, casi todas las naciones de la región paralizaron su vida económica y social en un intento por frenar la pandemia, algo que ahora no tienen intenciones de repetir, de acuerdo con las declaraciones de diversos gobernantes y altos funcionarios.

En España, por ejemplo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, descartó volver a confinar al país en medio de esta segunda ola, y evocó otro tipo de acciones menos drásticas en correspondencia con la situación concreta de cada localidad.

En línea similar, el ministro de Salud de Francia, Olivier Véran, declaró a la prensa que el gobierno no quiere ‘detener la vida social, económica, familiar y deportiva de los franceses’ y opta por promover medidas locales para detener el avance del virus.

Posturas similares asumen los gobiernos de países como Alemania, Reino Unido, Bélgica, entre otros, a pesar de que los números se disparan y en ocasiones superan los de la primavera.

‘Estamos en un momento decisivo. Puede ser nuestra última oportunidad para evitar que se repita lo de la pasada primavera’, advirtió en rueda de prensa la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, al llamar a los estados miembros a reaccionar con urgencia ante los rebrotes.

‘Todos deben estar preparados para implementar medidas de control de inmediato y en el momento adecuado, a la primera señal de posibles nuevos brotes’, sostuvo la representante de la Comisión Europea.

En la actualidad Europa es la tercera región más afectada en el mundo por la crisis sanitaria generada por la pandemia de Covid-19, con más de cinco millones de casos y más de 235 mil fallecidos.

CIFRAS RÉCORD POR DOQUIER

Aunque el panorama continental no se considera tan grave como en la primera oleada, la comisaria Kyriakides admitió que ‘en algunos Estados miembros la situación es ahora peor de lo que era en marzo’, debido a que ‘las medidas necesarias no fueron decretadas, aplicadas o respetadas correctamente’.

Las cifras de los contagios diarios notificadas por la Organización Mundial de la Salud corroboran esta versión en no pocas naciones, que registraron en los últimos días picos históricos desde el inicio de la pandemia.

Es el caso de Polonia, que por primera vez superó los mil casos y llegó a mil 587 el 26 de septiembre; de Hungría, que el 16 de septiembre alcanzó el nivel inédito de mil 307; o de Francia, que este mes superó por primera vez el umbral de los 10 mil casos diarios y ha llegado a más de 16 mil en solo una jornada.

La directora del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, Andrea Ammon, también se pronunció acerca del ‘preocupante aumento del número de casos de Covid-19 en Europa’.

De acuerdo con la especialista, ‘hasta que no haya una vacuna segura y eficaz disponible, la identificación rápida, las pruebas y la cuarentena de los contactos de alto riesgo son algunas de las medidas más eficaces para reducir la transmisión’.

Asimismo, llamó a seguir respetando el distanciamiento físico, la higiene de manos y a quedarse en casa cuando se sienta enfermo porque ‘la pandemia está lejos de terminar y no debemos bajar la guardia’.

Tras detallar que en esta nueva oleada el grupo más afectado es el de 15 a 49 años, subrayó la importancia de controlar la transmisión entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes, así como garantizar que las personas vulnerables desde el punto de vista médico y social dispongan de una protección adecuada.

EUROPA UNE FUERZAS ANTE COVID-19 Y OTRAS CRISIS La nueva estrategia europea de enfrentamiento a la pandemia implica, por otro lado, unir fuerzas para que la UE esté mejor preparada ante este tipo de crisis, con iniciativas como ampliar sus reservas estratégicas de recursos médicos y de protección.

Según detalló recientemente la Comisión Europea, a los dos centros de almacenaje de este tipo de material emplazados actualmente en Alemania y Rumanía se sumarán otros cuatro en Dinamarca, Suecia, Grecia y Hungría.

Las instalaciones, que deberán estar listas en un corto espacio de tiempo, albergarán material sanitario como mascarillas de protección de diversos modelos.

El comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, explicó que será el Ejecutivo comunitario el encargado de gestionar estas reservas y distribuir el material siguiendo criterios objetivos, en caso de necesidad en los países de la UE.

‘Ahora los estados miembros están mejor preparados, pero no podemos descartar que alguno o varios se pueda ver sobrepasado por la situación. Por ello vamos a prepararnos mejor y aumentaremos la capacidad de almacenaje de reservas, que estará disponible para circunstancias extraordinarias’, aseveró.

Por su parte, el Parlamento Europeo abogó por reforzar el Mecanismo de Protección Civil de la UE, también con el objetivo de elevar la preparación para afrontar futuras crisis.

Hace pocos días el órgano legislativo regional aprobó una resolución que pide dotar de mayores recursos a ese mecanismo para que pueda ayudar mejor a los países cuando las capacidades nacionales están al límite.

Según el texto, la iniciativa permitiría responder con rapidez y eficacia a emergencias a gran escala o a eventos que ocurren pocas veces, pero que tienen un alto impacto, incluidas las emergencias médicas como la actual vinculada al coronavirus SARS-CoV-2.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*