Llega a su fin en Brasil operación judicial Lava Jato en Sao Paulo.

El grupo de trabajo de la Lava Jato en el estado brasileño de Sao Paulo llega hoy a su último día de operación en el molde actual bajo la incertidumbre sobre el futuro de sus investigaciones judiciales.

Según el periódico Folha de Sao Paulo, parte de las labores realizadas y acopiadas durante los más de tres años de la Lava Jato podrá redistribuirse dentro del Ministerio Público estadual, previa evaluación por fiscales que se harán cargo de los casos.

Iniciada en marzo de 2014 por la Policía Federal (PF) de Brasil, la investigación anticorrupción fue bautizada como Lava Jato en referencia a una serie de fregaderos de autos (primer sitio allanado en su capital, Brasilia) por maniobras de lavado de dinero.

Por la excepcionalidad de sus acciones, abogados acusan al grupo de ‘selectivo y parcial’ en sus procedimientos.

En el caso de Sao Paulo fue creada en 2017 y ampliada en 2018, con el objetivo de atender los desarrollos de la operación enviados al estado.

Para evitar que las investigaciones importantes queden sin terminar, los últimos cuatro miembros del grupo laboran para enviar algunos expedientes en contacto con la PF.

La operación de Sao Paulo es responsable de investigaciones por irregularidades cometidas por los gobiernos del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en grandes proyectos como el Rodoanel, un anillo de carreteras de 176 kilómetros de largo que rodea la región central del Gran Sao Paulo, y el Metro (sistema de transporte ferroviario subterráneo).

A principios de septiembre, el grupo de trabajo informó a la Fiscalía General y al Consejo Superior del Ministerio Público Federal que dejaría la Lava Jato, de forma escalonada, durante todo el mes.

De los ocho fiscales, cuatro siguen trabajando hasta el final de este martes, informó Folha de Sao Paulo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*