Cuba diversifica producción alimentaria para sustituir importaciones

La Habana-. Cuba prioriza la inversión extranjera, el fomento de exportaciones y la diversificación de producciones alimentarias como parte de su estrategia económica, declaró hoy el ministro de la Industria Alimentaria (Minal), Manuel Sobrino Martínez.

De acuerdo con el titular, el país aspira a un encadenamiento productivo que permita sustituir importaciones en medio de la actual situación epidemiológica y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos.

En comparecencia durante el espacio televisivo Mesa Redonda, Sobrino explicó las 16 medidas que aplica ese ministerio en busca de la soberanía alimentaria, las cuales se unen a otras 27 tareas que desarrolla con un enfoque multisectorial.

Entre las acciones está impulsar el autoabastecimiento municipal de productos agropecuarios, priorizar el desarrollo de exportaciones e incrementar las minindustrias.

La estrategia busca acelerar la gestión, concreción y ejecución de los proyectos de inversión extranjera priorizados.

En ese sentido, el ministro informó que el Programa de Desarrollo del Minal hasta el 2030 concibe que el 58 por ciento de las inversiones de esa cartera sean con capital extranjero.

Actualmente, el ministerio mantiene en operación 16 negocios con inversión extranjera, informó.

Además, cuatro proyectos fueron aprobados en 2020 -tres de ellos a instalarse en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel- y 35 están en Cartera.

Según Sobrino, Cuba invierte 1,6 millones de dólares diarios en cinco productos esenciales de la alimentación, de ahí la necesidad de aprovechar las capacidades tecnológicas de las empresas mixtas y el encadenamiento con la industria nacional.

El Minal produce dos mil 500 millones toneladas de alimentos en un año, el 70 por ciento de esos bienes se destina a la población y solo un 1,5 por ciento se dedica a la exportación.

Como parte de la diversificación de alimentos, el país busca rescatar la elaboración de productos tradicionales, extender la producción de salsa de soya para sustituir las 100 toneladas que importa el turismo y desarrollar el cultivo de langosta de agua dulce en cada territorio con miras a la exportación.

Por otro lado, el programa pesquero y el desarrollo de la acuicultura están entre las actividades fundamentales que lleva adelante el Ministerio de la Industria Alimentaria, acotó el ministro.

El aumento de la producción nacional constituye uno de los temas medulares de la estrategia económica implementada por el país para enfrentar la crisis provocada por la Covid-19.

Recientemente el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó que al país le urge sustentar su desarrollo en la producción agropecuaria, para lo cual se requiere más agilidad en la implementación de las transformaciones que demanda el sector.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*