Empresa estatal socialista: el camino de la autonomía y el perfeccionamiento

Por Claudia Yilén Paz (tomado de Cubahora)-.


Como establece la Constitución de la República, la empresa estatal socialista constituye el sujeto principal de la economía nacional. El artículo 27 de la Ley de Leyes le otorga la potestad para disponer de autonomía tanto en su administración como en su gestión, puesto que desempeña el papel principal en la producción de bienes y servicios, así como cumplir con sus responsabilidades sociales.

El proceso de actualización del modelo económico cubano ha exigido a la par el desarrollo de la empresa estatal socialista, para lo cual se han adoptado diversas medidas, teniendo en cuenta las dificultades que atraviesa el país.

En medio de dichas dificultades, arreciadas por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, Cuba trabaja por diversificar y aumentar la producción, disminuir las importaciones y lograr exportar al mercado internacional, puntos claves planteados por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP).

Por la importancia que desempeña en el sector en tiempos postcovid- 19, el Consejo de Ministros de la República de Cuba en sesión extraordinaria, aprobó la Estrategia Económico-Social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis provocada por la pandemia. En ella, se contemplan un grupo de acciones enfocadas a defender la eficiencia y la creación de condiciones para que la dirección de la empresa estatal tenga más decisión sobre determinados elementos que corresponde decidir a un empresario y no a los niveles superiores. Además, se pretende flexibilizar el objeto social de la empresa y permitir la ejecución de actividades colaterales.

¿Qué significa autonomía empresarial?

En el período 2011- 2016 se aprobaron e implantaron un grupo de medidas con el fin de transformar gradualmente el sistema empresarial estatal cubano. Sus objetivos fueron los siguientes:

  • Incrementar la autonomía en el sistema empresarial
  • Separar las funciones estatales de las empresariales
  • Incrementar el nivel de eficiencia y organización
  • Garantizar que las empresas tengan posibilidad de recapitalizarse por sí mismas
  • Transformar los mecanismos de distribución de la riqueza
  • Crear condiciones para la implementación de un Sistema Único de Dirección y Gestión Empresarial

Inicialmente, se reestructuraron organismos de la Administración Central del Estado y se crearon nuevas Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial, subordinadas directamente al Consejo de Ministros, separando las funciones estatales de las empresariales. Otro de los principios que encaminó la puesta en marcha de estos propósitos fue la definición de las figuras empresariales que actuarán en el sistema empresarial cubano, expresado en el Decreto 335/2017:
– Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE)
– Empresas

En pos del desarrollo

Con el propósito de lograr esos objetivos y de continuar el perfeccionamiento de la gestión, en 2019 se tomaron 28 medidas, las cuales brindarán además de mayor independencia a las empresas, mejores posibilidades de generar ingresos. Estos son los que garantizarán posteriormente recursos para la compra de insumos básicos como alimentos; combustibles, materias primas y el pago de la deuda externa.

Entre ellas, se define permitir que las empresas que producen para la exportación gestionen directamente créditos financieros o comerciales, previstos en el Plan de la Economía, asumiendo la responsabilidad de su devolución. Con la participación del Sistema Bancario. Definir el mecanismo para su implantación.

Además, aplicar el sistema de relaciones entre las empresas estatales, sociedades mercantiles ciento por ciento cubanas y modalidades de inversión extranjera, con la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que permita que las empresas retengan el 50 % de la divisa proveniente de las operaciones mercantiles con estas entidades.

Asimismo, eliminar las limitaciones en las relaciones de las empresas con las formas de gestión no estatales, condicionándolas a la utilización de cuentas bancarias y a la aprobación previa del máximo órgano colegiado de dirección del nivel que corresponda (empresa o unidad empresarial de base). Mantener el uso de efectivo solo para pagos menores, según lo establecido. Establecer procedimientos que regulen lo señalado.

¿Por qué es importante esta autonomía?

Amén de cuanto se ha hecho, quedan trabas y problemas de planificación por erradicar. Al respecto, el Presidente de la República Miguel Díaz Canel se refirió durante la reunión de trabajo con las Juntas de Gobierno el pasado diciembre.

“Hemos ido dando pasos para sustituir mecanismos administrativos por económico-financieros, sin embargo, todavía no se aprovechan todas las posibilidades y seguimos lentos en los encadenamientos productivos con el turismo, la inversión extranjera, el sector no estatal”, resaltó.

Según referencia el semanario Trabajadores, en el más reciente pleno del Comité Nacional de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC), se hizo una valoración profunda al respecto.

Allí se señaló que la proyección estratégica definida por las empresas no constituye un instrumento real para la adopción de decisiones; aún se mantiene un elevado nivel de centralización y rigidez en el proceso de planificación, lo que no incentiva el desarrollo, y la entidad no decide su forma de gestión.

Además, las estructuras de dirección los grupos empresariales son demasiado grandes y abarcadores y algunos agrupan a empresas con características muy diversas.

Sobre las unidades empresariales de base (UEB), explica, merecen un análisis diferenciado, pues hay múltiples elementos de inconformidad en cuanto a su establecimiento, niveles de subordinación y prerrogativas. Por ejemplo, algunas de ellas, por sus particularidades, merecen ser una empresa.

Por otro lado, los controles administrativos resultan excesivos, y en cuanto a la necesidad de incrementar las exportaciones y reducir las importaciones, son pobres los incentivos, debido al tipo de cambio monetario, las formas de financiamiento y a otros factores de influencia.

La Ruta

Desde los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el Período 2016-2021, así como las otras documentaciones que han dirigido este proceso, se ha trazado el camino. En los mismos no solo se plantea otorgar gradualmente a las direcciones de las entidades nuevas facultades, sino también definir con precisión sus límites, con el fin de lograr empresas con mayor autonomía, efectividad y competitividad, sobre la base del rigor en el diseño y aplicación de su sistema de control interno.

Además de evaluar de manera sistemática los resultados de la aplicación y su impacto y elaborar el régimen jurídico que regule integralmente la actividad empresarial.

Entre los aspectos claves se encuentra dar facultad a las empresas que se decida, para importar determinada nomenclatura de productos que tributen a producciones para la exportación para lo cual se debe crear previamente las condiciones necesarias para ejercer esta facultad. En ello, se traba más de cerca en la estrategia aprobada recientemente. Hasta el momento, 37 empresas especializadas han sido escogidas para estas gestiones y los servicios de importación se harán sobre las mismas bases establecidas para las personas naturales, así lo anunció el Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera Rodrigo Malmierca.

Además, de flexibilizar y fomentar las facultades de las OSDE para la modificación del plan a las empresas que la integran, siempre que no signifique deterioro de los indicadores directivos aprobados a la organización.

Asimismo, incrementar el pago de utilidades a los trabajadores, de 3 salarios medios en la actualidad a 5 salarios medios, así como flexibilizar gradualmente la aprobación de los sistemas de pago hasta el nivel de empresas, determinando las que reúnen las condiciones para ejercer esta facultad.

Seguir de cerca el proceso es una tarea de todos los actores de la sociedad, aun cuando las soluciones adecuadas están en manos de especialistas y decisores, quienes trabajan de cerca a las opiniones e inquietudes del pueblo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*