Exponen sindicalistas granmenses estrategia para afiliar mayor número de trabajadores no estatales

Los integrantes del comité provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Granma, expusieron hoy la estrategia para lograr afiliar un mayor número de trabajadores no estatales a esa organización.

Así trascendió en el pleno desarrollado en Bayamo, donde se analizaron entre otros temas, las ilegalidades, la preparación de los cuadros y reservas, la guardia obrera, la política de cuadro y el pago de la cuota sindical.

Migdalia Josefa Barreiro Cisneros, secretaria de la CTC en el territorio, refirió que hasta el cierre de mayo crecen en ocho mil 277 afiliados, comparado con el 2019; pero continúa siendo una asignatura pendiente la sindicalización de los trabajadores no estatales, siendo Granma la provincia de más bajo por ciento en el país.

Significó que el sector del transporte es el de mayor incidencia en la tarea y debe diseñar un sistema de trabajo coherente para avanzar y lograr un resultado más efectivo.

Añadió que debe incrementarse la atención administrativa a los trabajadores no estatales, aprender a trabajar de manera diferenciada con ellos y dar respuesta oportuna a los planteamientos presentados.

En la reunión, Erlín Rondón Cedeño, secretaria del Sindicato de las Comunicaciones, la informática y la Electrónica, en su intervención explicó que logran incrementar a un 70 por ciento el número de afiliados no estatales, gracias a la estrategia implementada de conjuntos con los directivos de las empresas de ese sector.

En el pleno participó por video conferencia, Ismael Drullet Pérez, miembro del secretariado nacional de la CTC, quien expuso que la provincia debe seguir trabajando minuciosamente en la afiliación de los trabajadores de estatales y que “de Granma se espera mucho”.

Convocó, también, a impulsar en la nueva normalidad que vivimos, las diversas tareas económicas, a pesar de las limitaciones, y tomar esta etapa como punto de partida para transformar la manera de hacer y de pensar.

Recalcó que la primera tarea del país es la producción de alimentos y le corresponde al movimiento sindical, continuar aportando al enorme esfuerzo que hoy realiza Cuba para su desarrollo.

En la reunión sindical se expusieron las proyecciones de trabajo para la nueva etapa, donde se destaca la capacitación de los dirigentes, el diseño de espacios para el debate de los trabajadores con sus líderes sindicales, la revisión del funcionamiento de los órganos de justicia laboral, el control del sistema de estimulación de la ANIR y la evaluación de los resultados de ese movimiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*