Concluida la zafra en Cuba, el sector sigue inmerso en retos productivos

La Habana-. Julio Andrés García, presidente del Grupo Empresarial AZCUBA, aseguró hoy en esta capital que aunque ya concluyó la zafra en Cuba los trabajadores del sector siguen inmersos en distintas tareas productivas y en la siembra de caña para la próxima campaña.

Durante su comparecencia en el programa radio-televisivo de la Mesa Redonda, García explicó que de junio a diciembre estarán en un periodo de cambio de labor en la industria, en el que tomarán medidas como parte de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19.

Por ejemplo, mencionó que mantendrán el distanciamiento físico y el uso obligatorio del nasobuco, y funcionarán con un sistema del grupo de trabajo temporal y sus subgrupos a niveles de provincias para el control y prevención de la enfermedad.

También se refirió a que emplearán la solución de hipoclorito de sodio para la desinfección de las manos, los calzados y los vehículos automotores a la entrada de los centros laborales.

Agregó que igualmente realizarán la vigilancia y pesquisa activa coordinada con Salud Pública en los puestos médicos de cada central, y darán seguimiento a los trabajadores con síntomas respiratorios u otras enfermedades.
A su vez, dijo que prestarán atención a la higienización de los albergues, comedores y salones, al cierre e inicio de cada jornada.

Sobre las principales acciones realizadas en el enfrentamiento a la pandemia, García expresó que se reordenaron las diferentes modalidades de empleo, con más de nueve mil trabajadores acogidos al teletrabajo y trabajo a distancia.

Asimismo se incrementó la producción de gel bactericida en valores superiores al 150 por ciento, además de generarse nuevas líneas de productos, con prioridad en su destino a los centros de salud, precisó.

El presidente del Grupo Empresarial AZCUBA resaltó que para preservar la salud de los trabajadores y cooperativistas como objetivo esencial, se dieron a la tarea de aplicar 57 medidas para el control y prevención de la COVID-19.

Ahora pasaremos a 35 medidas en la primera fase y nos dedicaremos a preparar la zafra venidera, por lo que entre julio y agosto queremos sembrar unas 20 o 25 mil hectáreas de caña, lo que exigirá la participación activa de varios miles de trabajadores, puntualizó.

Al respecto, señaló que la máxima tiene que ser garantizar la calidad de las labores, incluida la limpia integral de más de un millón de hectáreas, por ejemplo quitando las malezas y las piedras, aseveró.

Insistió en que en la etapa de recuperación es vital el máximo aprovechamiento de la fuerza de trabajo, pero siempre cumpliendo las medidas y sin correr riesgos de que se enfermen los trabajadores.

Relacionado con ese tema, aseguró que solo han tenido siete casos confirmados y ningún fallecido por el nuevo coronavirus.

En otro momento de su intervención añadió que mantuvieron la vitalidad del proceso productivo garantizando las exportaciones y contribuyendo a la economía del país.

Agregó que en el orden económico y organizativo la leche se cumple al 95 por ciento y se recupera la entrega a la industria en el mes de julio; en tanto tienen un cumplimiento del 132 por ciento en la carne vacuna y ya está garantizado el plan del año, acotó.

Además, en lo referido a la carne porcina dijo que se cumple al 115 por ciento e igualmente ya garantizaron lo planificado.

Entre los retos venideros, habló de garantizar en lo que resta de año los compromisos con la economía, el encargo estatal, la reanimación del turismo, las inversiones, la exportación pendiente y los preparativos de la próxima zafra que arrancará en el mes de noviembre.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*