Rosita orgullo y veneración de pueblo de Cuba, afirma Viengsay Valdés

La Habana-. Rosita Fornés es orgullo y veneración del pueblo cubano, artista de generaciones, ídolo de las estrellas, afirmó hoy la directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Viengsay Valdés.

Alcanzó su éxito por su belleza, carisma y talento innato. Hoy nos deja con un lindo recuerdo y una estela de nostalgia, reflexionó la primera bailarina en declaraciones exclusivas a Prensa Latina.

Valdés recordó que Fornés compartió una estrecha amistad con la prima ballerina assoluta cubana Alicia Alonso, fundadora de la mundialmente reconocida escuela cubana de ballet junto a Alberto y Fernando Alonso.

También, comentó que el pasado año el BNC tuvo el honor de participar en una gala de homenaje por los 80 años de vida artística de Fornés, realizada en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Según la directora, para ese espectáculo ella eligió presentar el Adagio de la Rosa, una de las escenas célebres del ballet La bella durmiente, por ser uno de los clásicos más queridos por el público mundial y a propósito de la coincidencia del nombre.

El pueblo de Cuba desplegará este martes una serie de homenajes a la destacada bailarina, cantante y actriz, cuyo funeral tendrá lugar en el Teatro Martí de esta capital, uno de los tantos escenarios donde triunfó.

La ceremonia será transmitida en vivo por los canales de la radio y la televisión del país caribeño y, una vez concluida, se dará cumplimiento a la última voluntad de la Fornés de colocar sus restos en el panteón familiar ubicado en el Cementerio de Colón de La Habana, luego de una ceremonia privada.

De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Cultura, el cortejo fúnebre partirá del Teatro Martí alrededor de las 15:00, hora local, y transitará por las céntricas avenidas de Prado, Malecón y 23 hasta 12, trayecto en el que el pueblo dará el último adiós a la artista galardonada con los premios Nacional de Música, Teatro y Televisión.

Por último, a las 21:00, hora local, la televisión nacional promueve un aplauso dedicado a Fornés desde todos los rincones de la isla como digno tributo popular a una de las más queridas artistas cubanas de todos los tiempos.

Dicha iniciativa coincide con el reconocimiento que cada noche se rinde a esa hora a los trabajadores de la salud por su entrega altruista en la lucha contra la Covid-19.

Aplaudiremos también a Rosita Fornés, convida el comunicado y explica que la propuesta responde a la imposibilidad de participar masivamente en la ceremonia en el Teatro Martí, debido a la actual situación generada en Cuba y el mundo por el nuevo coronavirus.

Fornés falleció el pasado 10 de junio en Estados Unidos, pero para cumplir con la última voluntad de ‘la Vedette de Cuba’, sus restos fueron trasladados a este país, para el descanso definitivo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*