Definen principales indicadores de la calidad del servicio de agua en Cuba

LA HABANA, (ACN) La estabilidad, la calidad sanitaria, dotación y presión de entrega constituyen los cuatro indicadores principales de la calidad del servicio de agua en el país, señalaron especialistas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Sin embargo, presentan bajas muestras de utilización, señalaron los profesionales de la institución en un estudio sobre sus prestaciones y el saneamiento.

Explicaron en ese sentido que las pérdidas o fugas en las conductoras, redes, acometidas, en el interior de las viviendas y en otras edificaciones constituyen uno de los problemas esenciales que atentan contra la aptitud del abastecimiento que se brinda a la población y a la economía.

Una situación de ese tipo, ampliaron su información, implica el despilfarro de productos químicos y portadores energéticos por los salideros, que provocan cuantiosas pérdidas económicas y entre sus altos consumidores figuran más de 1300 centros de varios Organismos de la Administración Central del Estado.

Consideraron al respecto que es baja la cobertura de medición del agua de abasto a la población e instalaciones estatales, lo cual no estimula su uso racional y para lograrlo se requieren cerca de 3 millones de metros contadores, según sus cálculos.

Ejemplificaron con el hecho de que las empresas operadoras prestan la máxima atención a la desinfección del agua servida, cuyos indicadores de calidad se mantienen por encima del 95 por ciento.

Recordaron que en los últimos años, las inversiones dirigidas al sector hidráulico tuvieron una atención preferencial, sobre todo en la esfera del abastecimiento, con vistas a disminuir las pérdidas y elevar la calidad de los servicios.

Por ello, se han ejecutado acciones de rehabilitación en los sistemas existentes, en particular en los mayores conglomerados poblacionales de las grandes ciudades, así como en la ampliación o construcción de redes a fin de reducir el costoso acarreo en carros cisternas, precisaron.

Además, la puesta en práctica en la última década de la reposición de casi la totalidad de los ineficientes equipos de bombeo por otros más eficaces desde el punto de vista energético.

No obstante, advirtieron que la calidad del agua se ve afectada, además, por las indisciplinas sociales y el desorden territorial, que va desde la indefinición o pérdida de las zonas de protección sanitaria de las fuentes de abasto, hasta el vertimiento de desechos contaminantes en esas zonas o áreas de influencia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*