Humberto Labrada: un apasionado por la tierra que cultiva (+ audio y fotos)

Cuando apenas despuntan los primeros rayos del astro rey, podemos encontrar al productor Humberto Labrada Coronado iniciando la faena diaria en su finca El Progreso, ubicada en la comunidad El Dátil, a unos 15 kilómetros de Bayamo, Granma.

Allí, con otros siete hombres que laboran junto a él, machete en mano y bien cubierto con camisa gris y su nasobuco, sale cada mañana a hacer producir la tierra donde tiene sembradas tres variedades de plátano.
Perteneciente al a Cooperativa de Créditos y Servicios Niceto Pérez, esas áreas son consideradas de referencia en la capital de Granma.

En esa tarea, que aprendió junto a su padre, lo acompañan su esposa Aribel Osorio González y sus dos hijos.
Humbertico, como también se le conoce, muestra con orgullo sus tierras cultivadas de plátano y explica con detalles que las producciones se comercializan en la ciudad de Bayamo.

En este productor granmense podemos encontrar un hombre apasionado por la labor que realiza.

Con su machete en mano montado en su carreta tirada por bueyes va Humberto Labrada adentrándose en sus áreas de plátano cortando los racimos que ya están listos para comercializar, apostando por la fertilidad de sus tierras porque él sabe la esencial que es su labor para todos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*