Comunistas de Chile rechazan acusaciones del gobierno por protestas

Santiago de Chile-. La bancada del Partido Comunista (PC) en el parlamento de Chile rechazó hoy acusaciones del gobierno sobre la responsabilidad de fuerzas de izquierda en protestas de la víspera en esta capital a causa del hambre.

Al referirse a esos sucesos, este lunes el ministro del Interior, Gonzalo Blúmel, dijo que comunistas y sectores del Frente Amplio ‘se dedicaron como quien dice, a exacerbar las dificultades’ y agregó que se necesita colaboración y apoyo, no hacer esfuerzos por polarizar al país en las complejas circunstancias causadas por la pandemia de Covid-19.

En un comunicado, la bancada parlamentaria del PC calificó las palabras del ministro como injustas y lejanas a la realidad y advirtió que ‘plantear que estamos dedicados a exacerbar las dificultades por el hecho de exponer la terrible realidad que está pasando gran parte de la población, es intentar esquivar de manera fácil un problema que es complejo’.

El texto apunta que ‘la única forma de entregar tranquilidad, certeza y dignidad a la población, es con políticas públicas efectivas, con medidas que realmente sean una ayuda significativa para las familias más vulnerables y que les permita quedarse en casa’.

Añade que lo ocurrido la víspera en varios puntos de la capital está motivado por motivadas por el hambre y la incertidumbre, y llama al gobierno a ‘dar respuesta urgente a la dramática situación que pasa el pueblo de Chile. Medidas que tienen que ser radicales para afrontar una coyuntura excepcional’.

Los comunistas piden avanzar en un impuesto a los súper ricos pues con el uno por ciento de esas fortunas se puede entregar una ayuda inmediata a la población que hoy más lo necesita.

Asimismo señala que para paliar la grave situación ‘también se podrían utilizar los 12 mil millones de dólares los fondos soberanos o de créditos, propuestas factibles y responsables que el Presidente de la República podría adoptar, quien es el único quien tiene atribuciones para suplementar las medidas insuficientes’.

El lunes, cientos de personas de barrios podres de esta capital se lanzaron a las calles reclamando la entrega de las ayudas anunciadas por el gobierno, que no han recibido, y denunciando que pasan hambre por la pérdida de empleos o la reducción de sus salarios en medio de la crisis económica acentuada por la pandemia de Covid-19.

Las protestas desembocaron en fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y carabineros que arremetieron con gases lacrimógenos y chorros de agua para obligarlos a replegarse.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*