Sobre el surco, el mejor Congreso campesino

En concordancia con las complejidades generadas por la amenaza epidemiológica del nuevo coronavirus, el Buró Nacional de la ANAP acordó no desarrollar las sesiones finales del duodécimo Congreso de la organización campesina, e informó que el proceso concluyó con la consulta a los delegados, para la aprobación del Comité Nacional y su Buró Ejecutivo, de cuyos 15 integrantes resultaron ratificados los cuatro miembros profesionales y tres de los no profesionales.

Alineados con las urgencias que, como resultado de la aplicación de medidas de protección social ante la COVID-19, exigen aportes rápidos y en mayor cantidad a la demanda alimentaria de los cubanos, y que favorezcan, además, la sostenibilidad y recuperación de la economía nacional, la organización redobla los esfuerzos para «incentivar el incremento de las cifras contratadas en la producción agropecuaria, el aprovechamiento óptimo de la tierra, así como el tratamiento de los acuerdos y planteamientos surgidos durante el proceso de balance, desde el nivel de base hasta la provincia, y la implementación de los objetivos de trabajo aprobados».

De la realización del proceso en cada nivel, destacaron la motivación y profundidad de los debates, el fortalecimiento de las estructuras de dirección, el incremento de la presencia de mujeres y jóvenes, y el estrechamiento de los vínculos con los asociados, sus familiares, los cuadros, los trabajadores y las comunidades.

La máxima dirección de la anap reconoce que, con las sesiones realizadas en la base, se desarrolló «la parte más importante del Congreso», cuya convocatoria aconteció el 16 de mayo de 2019, en La Plata.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*