Producción de alimento animal muestra signos de recuperación en Granma

Por Elizabeth Reyes Tases-.


Bayamo-. Con la recuperación de más de tres mil 300 hectáreas (ha) de pastos y forrajes, y otras seis mil que estaban infestadas de aroma y marabú, la provincia de Granma muestra avances en la producción de alimento animal, tarea de prioridad para Cuba en el empeño de sustituir importaciones y alcanzar la soberanía alimentaria.
Entre otras acciones de aseguramiento al programa, dicho progreso se sustenta, además, en la instalación de 102 cercas con ocho mil 049 cuartones, lo cual permite una mejor rotación de los animales a la hora del pastoreo.

La ingeniera pecuaria Teresa Atencio Rosabal, especialista del área de Ganadería en la Delegación Provincial de la Agricultura, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que en 2019 se sembraron en el territorio más de seis mil 644 ha, entre ellas 455 correspondientes a árboles proteicos como morera y titonia, de alto valor para la dieta de ejemplares porcinos, de ganado mayor, ovino-caprino y aves.

En el actual 2020 -dijo- también está previsto superar las seis mil hectáreas de siembra total, e incrementar a 673 las dedicadas a plantas proteicas, y para ello disponen de las semillas necesarias.

Explicó que de las cuatro fábricas de pienso criollo existentes en la provincia, dos se encuentran produciendo con materias primas locales, incluidos los residuos de las industrias del arroz, la caña de azúcar y el café, y de cosechas de diferentes tubérculos como ñame, boniato y yuca.

Áreas anexas a esas instalaciones también están destinadas a la siembra de cratylia, nacedero y otras variedades de pastos que aportan harina y contribuyen a sustituir productos de importación como maíz y soja, señaló.

Atencio Rosabal subrayó que para ahorrar combustible, en el tiempo de zafra las bases productivas concurren directamente a los campos y centros de acopio, a cargar los residuos de la caña en yuntas de bueyes.

No obstante, señaló que en el presente año sólo han logrado suministrar 35 kilogramos de alimento por ejemplar, muy lejos aún de las potencialidades reales y un 15 por ciento inferior a la per cápita diaria recomendada.

El reto entonces es seguir incrementando las producciones, y para ello ya están listas más de dos mil nuevas hectáreas, en cuya preparación se empleó igualmente la tracción animal, como alternativa frente a las limitaciones de combustibles, agregó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*