Los trabajadores de la Estación  Experimental de Pastos y Forrajes,  la Pitucha,  aseguraron que votarán temprano el próximo 11 de marzo  y que por ello la  Revolución no tendrá que esperar.

A nombre del colectivo el  doctor en Ciencias Diócles Guillermo Benítez Jiménez asesor del director del centro de investigación bayamés, enclavado en el Consejo Popular de Guasimilla dialogó con los candidatos a delegados a la Asamblea provincial del Poder Popular y a Diputados al Parlamento, por el distrito número 4 de Bayamo.

Los candidatos como parte de los intercambios realizados con colectivos laborales, estudiantiles y barrios, visitaron este centro que es dependencia del Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimítrov.

Durante la visita la  doctora Narcy Margarita Bueno Figueras, Rectora de la Universidad de Granma y candidata a delegada a la Asamblea provincial del Poder Popular, explicó al colectivo que nuestro proceso eleccionario se desarrolla en un momento convulso de las relaciones internacionales, donde algunos apuestan por la eliminación de nuestro proceso revolucionario, por lo tanto tenemos que unirnos para defender la Revolución.

Aseveró  que asistiendo a las urnas y cumpliendo con el deber social que a cada cual corresponde,  es la manera de apoyar la Revolución y demostrar la incondicionalidad de los cubanos hacia el proceso socialista que defendemos.

No votamos por nombres comentó, no votamos por personas individuales, votamos por la Revolución, expuso la Rectora de la Universidad de Granma Narcy Bueno a los trabajadores de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes.

El Doctor en Ciencias Diócles Guillermo Benítez Jiménez, asesor del director del Centro informó a los candidatos las características de esta unidad de la investigación agrícola dirigida dar respuesta al cambio climático, a la sequía y adecuar a ello la producción de alimento animal.

Argumentó que nuestro territorio se caracteriza por suelos frágiles, degradados, con elevado peligro de desertificación en la región oriental y en la Cuenca del Cauto en Particular, degradados por la salinidad en la parte baja, donde también existe riesgo de inundaciones y hay mal drenaje.

Ilustró que estas características deprimen la resolutividad de los sistemas pastoriles y que ello determina en los bajos rendimiento en la producción de leche y carne, por lo que el centro de Pastos y Forrajes concentra su labor para dar respuesta a esos riesgos y recuperar la ganadería.

Reiteró el especialista de la Estación de Pastos y Forrajes de la Pitucha, que al cumplir con el objeto social de desarrollar la producción de alimentos están igualmente respaldando el desarrollo territorial y por tanto a la Revolución.


Contenido relacionado