Noche memorable en Bayamo con Omara Portuondo (+fotos)

12 de abril de 2017
Omara regaló un concierto de lujo./Foto: Mailenys Oliva Ferrales.

Aunque de antemano se sabía que el concierto de Omara Portuondo en el Teatro Bayamo de la ciudad homónima en Granma sería un gran momento, lo cierto es que este encuentro con la Diva del Buena Vista Social Club fue, en realidad, un regalo memorable para el público asistente, la urbe y la cultura nacional.

Omara, tan sencilla y cubanísima, llegó ataviada con su habitual pañuelo en el cabello, un vestido largo, sandalias cómodas y esa voz prodigiosa que no sabe de años transcurridos, sino solo de talento.

Le bastó a la Diva del Buena Vista Social Club interpretar junto a su valiosa banda la primera canción del repertorio para conquistar desde el comienzo mismo, de lo que sería una noche muy especial, a un público que coreó y aplaudió de pie varios de sus temas, además de regocijarse con su carisma.

La Diva del Buena Vista Social Club se hizo acompañar del músico Barbarito Torres./Foto: Mailenys Oliva Ferrales.

Sí, porque no solo de excelentes interpretaciones como “Tal vez”, “Lo que me queda por vivir”, “Si te contara”, “Adiós felicidad” o “Ausencia”, entre otras, estuvo hecha la velada. La novia del feeling también enamoró a los bayameses con sus bailes, sus acotaciones, sus divertidos elogios a los músicos y un saludo muy cubano de “asere” que le sacó la sonrisa a todo el teatro.

Durante el concierto se hizo acompañar además, de la virtuosa Maida Castañeda y el músico Barbarito Torres para enriquecer lo que de por sí era una presentación de lujo.

Maida Castañeda junto a Omara, un momento especial de la noche. /Foto: Mailenys Oliva Ferrales.

De los varios momentos distintivos de la velada no pueden dejar de significarse el homenaje que le hiciera la también Premio Nacional de la Música al maestro Luis Carbonell con la musicalización de uno de sus poemas; la rememoración de algunos pasajes de su infancia y los reconocimientos que recibiera la Diva de varias instituciones culturales del territorio granmense y en especial el de Pachi Naranjo, director de la Orquesta Original de Manzanillo.

Pachi Naranjo elogió el talento y la calidad humana de Omara Portuondo./Foto: Mailenys Oliva Ferrales.

Omara volvió a Bayamo después de mucho tiempo, según recordó ella misma, y ese regreso difícilmente se pueda olvidar.

Y es que, con sus más de ocho décadas, esta mujer excepcional, joya de la música cubana, conmueve con cada nota, con cada estribillo, con cada pausa que haga, porque al cantar no solo interpreta, sino que además, Omara vibra, sufre, se enamora, ríe o se emociona con cada canción, y al escucharla, uno lo hace también.

El Sectorial provincial de Cultura en Granma le entregó un reconocimiento a Omara como recuerdo de su paso por Bayamo./Foto: Mailenys Oliva Ferrales.

En la urbe bayamesa deja su impronta musical Omara Portuondo, quien llegó hasta la tierra de Céspedes como parte de una gira por el oriente del país, que la llevará ahora a la ciudad de Holguín, donde de seguro se robará en solo un rato de la noche el corazón de otros cientos de cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *