DEMAJAGUA, Granma.- En nombre de los niños, adolescentes y jóvenes decimos con firmeza que las banderas de la Revolución están seguras, afirmó hoy Susely Morfa González, Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

La nueva generación de cubanos cumple y cumplirá la misión que nos legaron aseguró la dirigente juvenil, luego de leer un mensaje para los cubanos de hoy, contenido en una cápsula depositada hace más de dos décadas en el complejo monumental El Cacahual, justo cuando murió Juan Fajardo Vega.

El mensaje fue depositado el 5 de agosto 1990 en la cabecera de la tumba del último mambí con la encomienda de ser leído al cumplirse el aniversario 150 del inicio de las luchas por la independencia de Cuba, y hoy fue revelado en el otrora ingenio Demajagua, donde Carlos Manuel de Céspedes liberó a sus esclavos y los llamó a la lucha.

“Nunca fue fácil nuestro camino”, dice el texto destinado a los continuadores de la Revolución, “y desde la madrugada de la Demajagua incontables e innumerables hombres sangraron y murieron en la manigua para darnos patria y libertad, y su empeño fue frustrado pero no derrotado, porque miles de combatientes continuaron la idea, y las filas del Ejército Mambí reencarnaron en el Ejército Rebelde”.

“Los cubanos de 1990 vivimos tiempos difíciles, y queremos que ustedes niños, adolescentes y los que aun no han nacido, conozcan nuestra firme determinación: no claudicaremos, no traicionaremos, no nos rendiremos jamás” agrega.

En el mensaje leído por Morfa González, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y diputada a la Asamblea del Poder Popular, se incluye una alerta sobre el imperialismo yanqui, y los patriotas resaltaron que ningún sacrificio será demasiado grande para preservar la independencia y la obra de justicia social.

“Creemos en ustedes, creemos en el mañana, todo tiempo futuro tendrá que ser mejor, y recuérdennos como hemos sido: apasionados, imperfectos, pero entregados sin vacilación a la causa que llena el sentido de nuestras vidas” añade.

El texto también alude a la necesidad vital de la unidad, como nos enseñaron el Comandante en Jefe Fidel Castro y el Partido Comunista de Cuba.

Las palabras fueron leídas en una Cuba socialista y revolucionaria, que, como lo desearon esos cubanos, se perfecciona continuamente, y es la sociedad más libre, democrática y plena de este continente.

El acto por el aniversario 150 del inicio de la primera guerra anticolonialista, antiesclavista y por la libertad en Cuba, contó con la presencia de Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, así como dirigentes de varias organizaciones de masas y más de cinco mil personas en representación del pueblo cubano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    Contenido relacionado