SANTA CLARA, Cuba.- Las Tunas pudiera convertirse hoy en campeón del béisbol cubano por primera vez, y la historia, infalible, apoya con fortaleza su candidatura, pues jamás se remontó una ventaja 3-1.

Los tuneros ganaron los partidos uno (13-6), dos (8-4), y cuatro (7-5) de la serie por la corona y solo cayeron en el tercero (4-9), por lo que Villa Clara quedó obligada a ganar los tres partidos restantes.

Pues bien, en 11 ocasiones previas que la gran final del campeonato cubano estuvo 3-1, el equipo rezagado nunca pudo consumar la remontada.

Los que más cerca estuvieron de hacerla realidad fueron Sancti Spíritus ante Holguín en 2002 y Pinar del Río frente de Ciego de Ávila en 2016.

Espirituanos y pinareños lograron empatar el match por el trono a tres triunfos por bando, pero en ambos casos perdieron en el séptimo partido y claudicaron ante sus adversarios.

Si Villa Clara no rompe con los cánones de la historia, Las Tunas se convertirá en el campeón número 12 de Cuba.

Los últimos monarcas novatos fueron Ciego de Ávila en 2012 y Granma en 2017.

Las otras escuadras campeonas de Cuba son Industriales, máximo ganador con 12 cetros, Santiago de Cuba, Vegueros, Pinar del Río, Villa Clara, Henequeneros, Azucareros, Habana, y Citricultores.

Un triunfo tunero que vale un campeonato en el béisbol cubano

Este triunfo vale un campeonato, declaró hoy Pablo Civil, manager de los Leñadores de Las Tunas, que superó hoy 7-5 a Villa Clara y puso 3-1 la gran final del campeonato cubano de béisbol, pactada al mejor de siete.

En rueda de prensa, el estratega tunero recalcó que “este juego era muy importante, con esta victoria posiblemente hayamos asegurado el título nacional”.

Las Tunas jamás subió al trono de Cuba, pero esta temporada fue el mejor equipo de principio a fin y todo parece indicar que alcanzará la corona por primera vez, tras ganar los partidos uno, dos y cuatro del match.

Fue un partido altamente táctico. Se tornó difícil desde el principio, pero pudimos remontar y al final nuestros relevos funcionaron. No fue fácil, pero supimos ganar el partido bueno, enfatizó Civil.

Más adelante remarcó que “hicimos las cosas como se planificaron. Queríamos separarnos y poner 3-1 el enfrentamiento para evitar complicaciones ante un gran rival como Villa Clara”.

Este miércoles, los Leñadores fueron implacables y superaron por 7-5 a los anaranjados, con un excelente desempeño de los relevistas, en especial el cerrador Yoelkis Cruz.

Siempre vengo en situaciones muy difíciles, con la mente enfocada en preparar los lanzamientos en la zona débil de cada bateador. Preparé un plan de lanzamientos rápidos y salió a la perfección, explicó Cruz, quien se llevó el punto por juego salvado, con un relevo antológico.

Los Leñadores saldrán este jueves al estadio Augusto C. Sandino de esta ciudad con el objetivo ineludible de obtener la victoria definitiva que los eleve al Olimpo de los campeones nacionales.

Para ese trascendental duelo, el mentor tunero anunció al derecho Erlys Casanova, a quien tomó de refuerzo para lanzar las rondas finales del campeonato.

Este es el juego decisivo. Veníamos aquí a ganar dos juegos, para coronarnos campeones en Santa Clara, expresó por su parte Danel Castro, capitán y bujía inspiradora de la nave tunera.

Si Las Tunas llegara a conquistar el cetro, representaría a Cuba en la Serie del Caribe de Barquisimeto, Venezuela, del 2 al 8 de febrero.

  1. Pablo Civil, quedaste en la historia del deporte, sabiduría, humildad, grandeza, en tu dirección. Danel felicidades de tus compañeros de la infancia, del barrio que te vio crecer y disfruta tus triunfos.


Contenido relacionado