Granma con buenos resultados en la Enseñanza Especial

5 de enero de 2017

BAYAMO.- La atención a niños con discapacidades físicas y mentales en instituciones de la Enseñanza Especial, prioridad del sistema educacional en Cuba, muestra excelentes resultados en la provincia de Granma, declaró a la prensa el doctor en ciencias pedagógicas Tomás Ramírez Domínguez.

Resaltó que en los últimos años aumentó la producción de bibliografía para los docentes y la familia de los alumnos, con el objetivo de ofrecerles la información necesaria para elevar la calidad de vida de los pequeños.

Ramírez Domínguez, quien se desempeña como metodólogo integral de ese sistema de enseñanza en Granma, agregó que  hay considerables avances en la atención a personas sordo-ciegas, con estrategias para lograr su plena integración a la sociedad.

Este oriental territorio cuenta con 29 instituciones de educación especial, distribuidas en 27 escuelas y dos hogares para niños sin amparo filial, además de una casa que presta servicios a infantes entre cero y seis años.

Las 117 escuelas primarias diseminadas en los 13 municipios de Granma, incluidos los centros rurales, también tienen aulas para instruir a niños con necesidades especiales.

En los dos hospitales pediátricos de la provincia, ubicados en los municipios de Bayamo y Manzanillo, funcionan aulas con el objetivo de que todos los infantes reciban un servicio educacional de calidad.

Los menores de edad con padecimientos crónicos, impedidos de asistir a la escuela, pero sin tratamiento hospitalario, también son atendidos en sus viviendas por maestros ambulantes para evitar un retraso en el aprendizaje.

Las escuelas para la educación especial fueron creadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el cuatro de enero de 1962, y la provincia de Granma celebrará este aniversario con un acto el próximo día 10 en la escuela Félix Varela.

Antes del triunfo de La Revolución, en Cuba recibían atenciones por parte de instituciones religiosas, solamente 134 niños con discapacidades, pues el país carecía de un sistema de educación especial que permitiera ampliar esos servicios a una cantidad superior,  realidad transformada después de 1959.  (Maité Rizo Cedeño)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *