PANAMÁ.- Cuba se jugará hoy una carta importante en la Serie del Caribe de béisbol. Un triunfo sobre México le devolvería la vida, pero una derrota enviaría al elenco de la mayor de las Antillas hacia el más profundo abismo.

La víspera, en un exquisito duelo de pitcheo, los cubanos Leñadores de Las Tunas cayeron por 0-1 ante los venezolanos Cardenales de Lara y comenzaron a encenderse las alarmas de cara hacia la clasificación a la final del próximo domingo.

Ese traspié los obliga a derrotar a los mexicanos Charros de Jalisco para quedarse con opciones de discutir el título, o al menos de depender de sí mismos para conseguir el boleto al match por la corona.

Un triunfo de los cubanos le garantizaría llegar al partido del sábado contra Venezuela con las opciones intactas para avanzar a la final, pero una derrota los dejaría prácticamente eliminados, dependiendo de terceros.

Para hoy, Cuba dependerá del joven prospecto Yariel Rodríguez, un derecho de velocidad supersónica, “ponchador” desde la cuna, intimidante, aunque en ocasiones padece de problemas con el comando de sus pitcheos.

Pese al revés del miércoles ante Venezuela, matizado por un declive notable de la ofensiva, el mentor cubano Pablo Civil dijo que no tocará mucho el lineup, e incluso pudiera salir con el mismo orden al bate.

Vale recordar que Cuba superó por 3-1 a México en su debut en esta Serie del Caribe, con una extraordinaria labor monticular del derecho Lázaro Blanco, quien lanzó siete entradas completas sin admitir libertad alguna a sus rivales.

De hecho, los abridores cubanos no han permitido carreras limpias en 13 entradas. Freddy Asiel Álvarez, el iniciador del duelo de ayer, admitió la anotación de la derrota, pero fue sucia a su hoja de servicios.

En las tres ediciones de la Serie del Caribe que acogió Panamá (1952, 1956, 1960), los clubes cubanos siempre salieron campeones, un detalle a tener en muy cuenta, aunque corren otros tiempos y las fuerzas del área están ahora mucho más equilibradas.

Cubanos y mexicanos chocarán desde las 15:00, hora local, en el estadio Rod Carew.

Para hoy, la cartelera del torneo regional también incluye el duelo Puerto Rico-República Dominicana.

Los boricuas llegan a este duelo con la soga al cuello tras perder increíblemente contra Panamá (7-8) y también ceder contra los dominicanos (1-3) en los enfrentamientos de la primera ronda.

Mientras tanto, los dominicanos tendrán que mostrar su mejor versión pues una derrota les complicaría la vida.

En este grupo B, contra todos los pronósticos, Panamá comanda la tabla con 2-0, seguido por Dominicana (1-1) y Puerto Rico (0-2).


Contenido relacionado