Granma proyecta para este 2019 un presupuesto para la asistencia social, superior en siete coma dos millones de pesos al notificado en el año recién concluido.

Esta sección del presupuesto estatal, con más de cuarenta millones de pesos en total, es la que experimenta mayor crecimiento en la etapa, pues aun en medio de complejas situaciones económicas y financieras, el país prioriza la asistencia social.

El ascenso no sólo está determinado por el incremento de las prestaciones para jubilados, en setenta pesos como promedio, sino también la asignación de once millones de pesos para la atención a familias con situaciones sociales críticas, y de trescientos mil pesos para la puesta en funcionamiento del Centro Provincial de Protección Social.

Las prestaciones en efectivo prevén mantener la atención a más de siete mil núcleos familiares, con más de diez mil beneficiarios, donde se destaca la protección a algo más de trescientas madres de hijos con discapacidad severa, y el servicio de asistentes sociales a domicilio, que ascenderán a más de cuatrocientos.

En el período se continuará favoreciendo con el pago del servicio de alimentación a más de doscientos quince núcleos en los comedores comunitarios, y también el pago de pasajes en efectivo para la transportación de pacientes que requieren atención de salud fuera de la provincia.

El módulo alimenticio para una cifra superior a los cuatrocientos niños de bajo peso o baja talla, y medio centenar de infantes acogidos a medicamentos antiretrovirales, entre otros segmentos priorizados, también se han tenido en cuenta este nuevo año en el monto presupuestario para la asistencia social, programa de atención en el cual Cuba es un referente mundial.


Contenido relacionado