BAYAMO.- Con el objetivo de paliar el déficit productivo de la contienda anterior y aprovechar más el tiempo óptimo de cosecha, los trabajadores de la Empresa Azucarera en la provincia de Granma adelantan los preparativos para la zafra 2018-2019, que prevén iniciar en diciembre venidero.

Alexis González Domínguez, director general de la entidad, explicó que para alcanzar esa meta ya laboran en la reparación de centrales, equipos, maquinarias y medios de transporte, así como en la capacitación del personal.

Lograr el procesamiento industrial, antes del cierre de enero de 2019, de toda la caña que quedó sin moler de la etapa precedente, es otro de los propósitos por los cuales aceleran las medidas necesarias para la próxima puesta en marcha, resaltó.

Liuber Fonseca Piñero, director de atención a productores, precisó que ese volumen no cosechado de la gramínea asciende a unas 400 mil toneladas, y se trata de una producción en proceso, por lo cual el país destinó un financiamiento de alrededor de 200 pesos por hectárea.

Respaldados por dicho presupuesto, acometen actividades mínimas de mantenimiento a desorillos y guardarrayas, y aplicación de herbicidas, señaló.

En intercambio con periodistas que atienden el sector, González Domínguez añadió que trabajan, además, en la reparación de caminos y recuperación de carretas para el traslado de la caña desde los campos hasta las industrias.

Recordó que en la provincia la zafra 2017-2018 fue muy afectada por las lluvias, lo cual generó consecuencias negativas para la estabilidad financiera de la entidad y la economía del país.

Hilario Llossas Preval, director adjunto de la Empresa Azucarera en Granma, subrayó que el aporte del sector es estratégico para la Isla, razón por la cual trabajarán en función de revertir las pérdidas derivadas del incumplimiento del plan al cierre de esa contienda, cuando dejaron de obtenerse unos 57 millones de pesos.


Contenido relacionado